C./Folgueroles 17-25, Barcelona
info@cribsa.com    934 152 888

Facturación Electrónica

Facturación electrónica

La "factura electrónica" ya es obligatoria

Según la Ley 25/2013 de factura electrónica, que fue aprobada en diciembre del año pasado, establece la obligatoriedad de facturar electrónicamente.
Desde el pasado 15 de enero de 2015, todas las facturas dirigidas a las AA.PP., deberán ser electrónicas en Formato Facturae 3.2 y entregarse a través de FACe y otros puntos de entrada. Por lo tanto, para cumplir con la ley, los sistemas de facturación de las empresas proveedoras de la Administración deberán generar este tipo de facturas y facilitar su entrega en los mencionados puntos de entrada de facturas.

La factura electrónica es un documento en formato electrónico que cumple con todos los requisitos legales. Además ha de garantizar la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido. Se envía de forma telemática, además cuenta con una firma electrónica avanzada, basada en un certificado completamente válido.

facturacion electronica xerox cribsa Facturación Electrónica

El ahorro de la factura electrónica.

La factura electrónica puede ser muy beneficiosa en los costes de una empresa, imagínese la cantidad de facturas que ha de generar, enviar, transmitir, recibir su empresa a lo largo del año.
Existen varios formatos de facturas electrónicas, pero el diseñado por la administración y el único admitido por la ley es el Facturae v.3.2.
El único punto de acceso autorizado por la administración española de  facturas electrónicas, es la FACe.
A partir del 15 de Enero de 2015, todas las empresas deberán presentar sus facturas electrónicas a la Administración Pública a través de FACe.

El coste relacionado con la impresión, el sello, el sobre y los costes de envío al final del año son bastante elevados. Gracias a la factura electrónica verá reducidos sus costes administrativos.

Beneficios de la factura electrónica

También se mejora la eficiencia de los sistemas informáticos, la eliminación o reducción de copias necesarias para los clientes, validación inmediata y en tiempo real de las facturas por parte del cliente, con información instantánea por si hay algún rechazo y la consiguiente rectificación, casi a tiempo real. Y por último, y no menos importante, los costes del archivado físico de todas las facturas.

La factura electrónica permite la automatización casi total y agilización de los trámites de validación y casación (presupuesto - albarán – factura).
Ya no es necesaria la introducción y la codificación manual. Los datos de las facturas, pueden ser importados automáticamente en el sistema de gestión financiero de la empresa en tiempo real. La mayoría de las incidencias se eliminan y también la eliminación del archivo físico, con el consiguiente ahorro medioambiental del papel utilizado para toda la facturación.

Cribsa estrechas0003 Facturación Electrónica